Quedó habilitada la avenida Teodosio Alaniz totalmente restaurada

 

Una obra de suma importancia ya que suma una canalización a todo lo largo de la arteria que desagota las aguas que antes se estancaban y provocaban múltiples inconvenientes a los vecinos. También se canalizaron 13 kilómetros de desagües sobre la ruta 85 para que el agua escurra con normalidad. “Misión cumplida!”, enfatizó el jefe comunal al cierre de sus palabras

En la noche del viernes el intendente Roberto Palacio, acompañado por el secretario de Obras Públicas, Ricardo Salerno, otros miembros de su gabinete, los concejales de la bancada de Cambiemos y consejeros escolares del mismo espacio llegaron hasta la avenida Teodosio Alaniz para habilitar de manera oficial el tránsito por esa arteria, entre Conturbi y la ruta 85, a la que se le realizaron importantes mejoras, entre ellas un canal de desagüe a lo largo de toda la avenida, pavimento en desde asfalto original hasta el cordón de la vereda, rambla central, canteros y macetones ornamentales y luces que mejoran la estética de uno de los importantes accesos a la ciudad.
La obra, que los vecinos venían reclamando desde unos 15 años, tuvo una primera etapa para solucionar uno de los problemas más importantes que sufrían los vecinos del sector: las inundaciones cada vez que llovía.
Para solucionar esta grave problemática se construyeron desagües de importantes dimensiones que bajan el nivel a unos cuatro metros desde su origen en Conturbi hasta la ruta 85, y además se canalizaron 13 kilómetros de canales sobre las banquinas de la ruta 85 para que no hay posibilidad de estancamiento de las aguas.
Luego se pavimentó el total del ancho de la avenida, desde la cinta central, angosta para el intenso tránsito de Alaniz, hasta el cordón, con lo cual ya no hay banquinas de tierra que tanto producían inconvenientes para los vecinos, especialmente los días de lluvia. La vía de circulación tiene ahora un ancho total de 14,60 metros.
Finalmente se hicieron los cruces, se construyó la rambla divisoria, de un largo de unos 600 metros y de 1.20 de ancho, y se instalaron todas las obras que tienen que ver con la estética de la avenida, desde los canteros hasta las luces.
El intendente Roberto Palacio se mostró muy feliz por la concreción de esta obra tan deseada y solicitada por los vecinos, lamentó las demoras que tuvo la marcha de la construcción, pero se alegró al saber que uno de los principales problemas d la ciudad, como eran las inundaciones de la zona norte, ahora tienen una solución definitiva.
El jefe comunal agradeció el trabajo del secretario de Obras Públicas, Ricardo Salerno y del personal a su cargo, y a todos quienes trabajaron en la concreción de tan destacada obra.
Para finalizar, satisfecho y feliz por la concreción final luego de tantos inconvenientes, agradeciendo especialmente a los vecinos por su paciencia y comprensión, enfatizó: “Sueño Cumplido”, antes el aplauso de los vecinos que se sumaron a los funcionarios para el tradicional corte de cintas.
Walter Lopez, vecino de la avenida, agradeció al intendente palacio y a todos los funcionarios por haber culminado una obra tan pedida y tan necesaria.
Enumeró los múltiples inconvenientes que se producían luego de cada lluvia y agradeció también las atenciones del jefe comunal, quien siempre estuvo dispuesto a la requisitoria ante algún atraso o duda planteada por los frentistas.
“Esta es una obra hermosa, que necesitábamos hace muchos años ya que ante cada lluvia teníamos muchos problemas, y en verano, por ejemplo, las cunetas se llenaban de agua y luego de mosquitos”, rememoró.
Finalmente el ingeniero Ricardo Salerno, responsable de la ejecución de toda la obra, destacó las soluciones que traerá esta obra ya finalizada y pidió disculpas por las demoras, aunque remarcó que por primera vez en muchos años el municipio había ejercido su obligación de control y aplicado una multa equivalente a los 4 millones de pesos a la primera empresa que trabajó, multa que se aplicó por no haber cumplido con lo estipulado en los convenios firmados. “Hicimos eso porque es nuestra obligación cuidar el dinero de los vecinos, ahora se controla y las coas se hacen como se debe hacer”.
Salerno también agradeció a la provincia por hacer financiado la obra, y a las secretarías de Hacienda, Servicios Públicos, Gobierno y Concejo Deliberante por haber contribuido a la llegada a buen puerto con este interesante proyecto.
Una obra largamente postergada y un mejoramiento de una avenida cosntruida hace unos 60 años y que nunca habpia sido mejorada ni modernizada.
Con estas mejoras, la ‘diagonal al cementerio’, como se la conoció mucho tiempo, es ahora una avenida moderna, práctica, utilitaria y ha convertido a uno de los principales accesos a la ciudad en una avenida de ingreso-egreso con un marco arquitectónico moderno y útil beneficiando a un importante sector de vecinos de la zona.

Comments are closed.